Un gran porcentaje de mis clientes necesitan ayuda legal para amputaciones de dedos y manos que han sufrido en accidentes de trabajo.

Así que permítame revisar algunos puntos clave y también invitarlo a que me llame para una consulta gratuita.

Técnicamente, una amputación significa que pierdes hueso. Si solo pierdes la uña del dedo y la carne, eso no es una amputación.

Por eso es importante: la ley exige que el empleador o la compañía de seguros pague el doble del dinero si sufre una amputación.

Ahora es difícil calcular correctamente cuánto deben. Ahí es donde puedo ayudarlo a recuperar el máximo de dinero posible por su pérdida.

Hay mucho más que necesito explicar. Así que llámeme para una consulta gratuita en español.

Llama me’ por una consulta gratuito